estudio detallado de gastos y futuros ingresos

En el inicio de un proyecto nuevo, es muy importante analizar los gastos que a priori va a suponer el inicio de la actividad y la previsión de ingresos que vamos a tener a lo largo de un periodo conocido.

Dependiendo del modelo que elijamos de valoración nos puede dar un resultado u otro, es importante incorporar una fórmula que tenga en cuanta la inflación que vamos a tener en ese periodo de estudio, que normalmente suele ser de 5 años.

En la actualidad y dado que estamos atravesando un periodo de crisis económica, tenemos que tener en cuenta que la inflación que estamos sufriendo es muy baja, casi inexistente, de echo me atrevo a decir que la inflación actual solo es debida al incremento de los impuestos a través de los incrementos de precios de la gasolina, electricidad, alcohol, tabaco, etc… en ningún caso al incremento en el precio de los bienes de consumo. Por todo ello en el periodo actual y para todos los estudios que estamos realizando en proyectos para analizar su viabilidad estamos dejando de lado la inflación para que no afecte al estudio los futuros ingresos. En Asesoria en Madrid esto los solucionamos aplicando precios constante en todo el estudio, tanto para gastos como para ingresos.

Los proyectos tienen 3 etapas que diferenciamos en los siguientes grupos:

  1. Etapa de inicio de la inversión: En esta etapa tenemos que dividir los gastos iniciales de la inversión que comencemos con la venta o prestación de servicios o no los vamos a tener, los podemos considerar como los gastos fijos como son el gasto de alquiler, mínimo de luz, agua, teléfono, etc… adquisición de stock, publicidad, gastos de personal, de seguros sociales, seguros, asesoría, mobiliario, equipo informático, software de gestión, licencia de apertura, etc. Y por otro lado los gastos variables que a mayor ventas mayores gastos como son los gastos consumibles, mayores gastos de consumo de luz, agua, teléfono, etc… compras, publicidad, gastos bancarios, distintos mantenimientos, amortizaciones, tributos, intereses de prestamos y o créditos, etc… Una vez que hemos definido los gastos que vamos a tener una vez que iniciemos la actividad tenemos que estimar las ventas que vamos a tener y el incremento posible a lo largo de un periodo de amortización no mas allá de los 5 años. Por mi experiencia cualquier proyecto inicial en el que el periodo del punto de equilibrio entre gastos ingresos supere los 2 años, ese proyecto no es viable, otra cosa muy distinta es el periodo en el que recuperemos la inversión en el que yo aconsejo no sea superior a 5 años, dada la inestabilidad económica que sufrimos no nos podemos ir a inversiones amortizables a 10 años como ha sucedido en periodos anteriores en las que las previsiones económicas eran muy buenas.
  2. Etapa de ejecución de la inversión: Esta etapa comienza cuando abrimos el negocio, es decir cuando comenzamos a obtener los ingresos por la ejecución de nuestro trabajo o la prestación de nuestros servicios. En esta etapa es muy importante ir regularizando nuestras previsiones de ingresos y de gastos para ir ajustando nuestras necesidades económicas para ir haciendo frente a los pagos y no caer en “banca rota”.
  3. Etapa final de la inversión: En Asesoria en Madrid esta etapa comienza y termina en el mismo momento que o bien hemos amortizado toda la inversión, nunca más de 5 años o bien el proyecto es inviable y no se lleva a cabo. Es tan importante tomar la decisión de abrir o iniciar un proyecto nuevo como la de tomar la decisión de cerrar un proyecto no iniciado o no rentable a lo largo de la vida.

Si quieres que te ayudemos a planificar y hacer un estudio de tus gastos y futuros ingresos, contacta con nosotros en el 910026553 o bien dejanos tus datos de contacto y te llamamos enseguida

nombre (requerido):

e-mail (requerido):

Telefono (requerido):

Consulta:

Comments are closed.